Publicado el Deja un comentario

LO IMPRESCINCIBLE SOBRE EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

Consumir aceite de oliva

Aunque cada vez son más conocidas y por consiguiente reconocidas, las propiedades del aceite de oliva y sus diferentes calidades; no está de más recordarlas de vez en cuando para tener más claro cuáles son sus posibles usos culinarios.

Vamos a hacer un breve recordatorio de cuáles son las diferentes variedades de aceites de oliva que podemos encontrar en el supermercado; y como diferenciar lo que estamos adquiriendo.

Empecemos

El aceite de oliva virgen extra también llamado recientemente AOVE, es el aceite de categoría superior. Se obtiene de las mejores aceitunas; recolectadas, transportadas y elaboradas de forma que no se pierdan ninguna de las propiedades extraordinarias de este fruto y conserven todos los aromas inconfundibles del mejor aceite de oliva virgen extra. Su principal característica es de carácter sensorial,  su aroma y sabor sin defecto alguno.

El aceite de oliva virgen o AOV es igualmente un zumo obtenido de la aceituna. Pero que a diferencia del caso anterior, ha sido tratado con menos mino, no ha sido recolectado en su momento óptimo de maduración o la fruta estaba más deteriorada. Estas condiciones de recolección hacen que su sabor y aroma presenten leves defectos sensoriales u organolépticos que lo catalogan como aceite de oliva virgen.

otra variedad

Por último, en las estanterías del mercado también podemos encontrar aceite de oliva. En este caso el aceite es obtenido de aceites de oliva cuya calidad no da la talla para ser considerados aceites de oliva vírgenes. Sin embargo, son grasas  que tras ser sometidas a un tratamiento de refinación, y mezclados en cierta proporción con aceite de oliva virgen; pueden ser utilizados para determinados usos culinarios.

Hasta aquí los distintos tipos de aceite de oliva. Pero probablemente es hecho de saber cuáles son las calidades de un aceite no es suficiente para elegir; lo que llevarnos definitivamente a casa y sobre todo, para que alimentos utilizarlo.

A continuación vamos a detallar unas recomendaciones en función de la calidad del aceite, pero ni que decir tiene que nuestras propias preferencias, costumbres culinarias e imaginación a la hora de cocinar. Son los factores más decisivos para seleccionar que aceite de oliva consumir.

Una de ellas es

Aceite de oliva virgen extra (AOVE): La forma más adecuada de tomarlo es crudo. Es además la mejor forma de disfrutar de su intenso aroma y sabor. Es ideal como aderezo de ensaladas en general. Elige tus hortalizas favoritas y riégalas con un generoso chorreón de AOVE, salud y sabor unidos. Como aderezo de pescados y carnes resulta un potenciador de sabor imprescindible. Se recomienda utilizar para platos que se elaboren a bajas temperaturas.

Aceite de oliva virgen (AOV): Es el aceite ideal para utilizar en frituras. También es recomendable para realizar salsas o para condimentar pastas. Aunque en estos casos muchas personas preferirían el aceite de oliva  de más calidad como es extra; un aromático aceite de oliva virgen puede ser un sustituto más económico y que nos aporta un nivel de calidad muy satisfactorio. Es  un acompañante ideal de carnes y pescados blancos o azules.

otra recomendación

Aceite de oliva: Deberíamos utilizarlo como sustituto de cualquier otra grasa. Este aceite es ideal cuando nuestra intención no es aportar al plato el intenso sabor y aroma del aceite de oliva virgen extra, sino que hay otros ingredientes protagonistas que simplemente necesitan de una grasa para ligar. Es ideal para hacer mahonesas y para repostería.

Para terminar, vamos a recordar que es lo que consigue tu cuerpo con el consumo de aceite de oliva virgen extra. Hay numerosos estudios científicos como el PREDIMED, que han demostrado las propiedades saludables del aceite de oliva.

Beneficios

El excelente valor del aceite de oliva viene determinado por sus componentes. El más importante es el ácido oleico. Se trata de un ácido graso monoinsaturado de gran proporción en el aceite de oliva y que juega un papel primordial en el metabolismo; ya que, su consumo impide que se formen depósitos grasos en las arterias y es un aliado eficaz para controlar los niveles adecuados de colesterol.

El consumo habitual de AOVE nos ayuda a asimilar otros componentes necesarios para el correcto desarrollo de nuestro cuerpo como son las sales minerales y las vitaminas A, D, E y K. La correcta asimilación de nutrientes y el consumo de los polifenoles del aceite de oliva son un ideal antioxidante natural; que además contribuye a mantener un corazón fuerte.

otro beneficio

Según estos estudios el consumo regular de aceite de oliva previene la aparición de algunos tipos de cáncer, facilita una buena digestión y contribuye a una adecuada absorción del calcio necesario para que nuestros huesos se mantengan fuertes y sanos.

Alimentar a nuestros hijos desde pequeños con aceite de oliva virgen extra, les va  a yudar a crecer de forma saludable y además contribuye  a que se acostumbren a llevar una dieta saludable que les ayude a crecer con vitalidad.

Disfruta del sabor que proporciona a los alimento un buen AOVE y disfruta también de sus valores saludables.

 

Publicado el Deja un comentario

Aceite de Oliva Virgen Extra, el Mejor Regalo otorgado al Hombre, según los Dioses

Nuestras arraigadas costumbres y normas de buena educación, establecen multitud de ocasiones y acontecimientos sociales o familiares; en los que es conveniente, apropiado o simplemente tradición, entregar un obsequio en forma de regalo para demostrar nuestro agradecimiento. O como forma de recompensa por comportamientos ejemplares.

Un regalo original y saludable

En ORIGEN NOVECIENTOS te proponemos el aceite de oliva virgen extra; como el regalo adecuado para las ocasiones en las que se quiere regalar, agradecer, recompensar y sorprender, todo a la vez. Pero no somos sólo nosotros los que tenemos este punto de vista sobre la adecuación del aceite de oliva como presente excepcional. A continuación vamos a dejar que los dioses nos demuestren que efectivamente el aceite de oliva virgen extra es el mejor regalo del mundo.

Original en todos los sentidos

Resulta fascinante la imaginación del hombre antiguo para tratar de buscar una explicación a los infinitos dones que nos ha regalado la naturaleza; y que están puestos a nuestra disposición para subsistir y en muchas ocasiones para el puro deleite de los sentidos. Aunque hoy en día conocemos a través de muchos testimonios escritos de la antigüedad, que el fruto del olivo y su aceite de oliva; han sido utilizados durante siglos como medicina y alimento.

 Hoy vamos a centrarnos en su origen dentro de la mitología griega. Buscando el origen de nuestro líquido tesoro verde oro; he encontrado la insólita explicación que el hombre encontró para justificar la gran fortuna de tener entre sus cultivos el apreciado olivo. Las versiones sobre lo sucedido durante el nacimiento del primer olivo son variadas e imaginativas. Los acontecimientos varían de unas historias a otras, pero básicamente la historia es la siguiente.

Historia Aceite de Oliva como el Mejor Regalo de los Dioses

Para ponernos en situación y no perdernos entre los dioses griegos, vamos a empezar explicando que Atenea era hija de Zeus (Dios supremo de la mitología griega, padre de los dioses y los hombres) y Metis (Diosa de la justicia y la prudencia y primera esposa de Zeus). Atenea nació sorprendentemente de la cabeza de Zeus y llegó a este mundo como invencible guerrera; armada hasta los dientes con lanza, casco y égida. Representa la justicia y la sabiduría y es la diosa protectora de la literatura y de las artes. Su animal consagrado es la lechuza y su símbolo el olivo. Ahora veremos la razón.

Empezamos

Zeus tiene un hermano, Poseidón, que domina los mares pero también ansía dominar los reinos terrenales. En cierta ocasión Atenea y Poseidón competían por las tierras de Attica cuyos habitantes querían un Dios que los protegiera. Para decidir cuál de las dos deidades merecía dominar y proteger esos terrenos; Zeus propuso formar un tribunal divino que atribuiría esa tierra al que otorgara el mejor y más valioso regalo a sus habitantes.

La ofrenda la comenzó Poseidón, quien clavando su tridente en el suelo, hizo brotar tres fuentes de agua y frente a ellas un caballo. Tras mostrar su doma y la equitación a dioses y hombres; Poseidón argumentó los numerosos beneficios que este portentoso y bello animal traería para el transporte, la guerra y la agricultura. Sus habitantes por supuesto, se mostraban encantados con el magnífico presente.

Un lujo desde el pasado

Para competir con este regalo, Atenea hizo brotar un olivo y a continuación explicó sus atributos a los dioses y hombres. El olivo es un árbol bello; proporciona una suave sombra, es un árbol longevo, duradero y especialmente resistente a la adversa climatología que caracteriza la zona mediterránea y concretamente las duraderas sequias.

Otro de sus atributos

Pero estos no eran sus únicos atributos, además la  madera de olivo es prácticamente incorruptible y por lo tanto nos acompaña en la eternidad. Sus apreciados frutos, producen un aceite de múltiples utilidades que se usa para cocinar y aliñar la comida, iluminar los hogares durante la noche, mientras arde lentamente en la lámpara y como ungüento o bálsamo aliviador de enfermedades.

Símbolo saludable

El tribunal divino no tuvo muchas dudas al respecto, las propiedades del fruto del olivo y su aceite de oliva, eran inmejorables y necesarias para proteger y cuidar a los habitantes de esta tierra. El mejor regalo otorgado a Attica fue el recibido de Atenea; que desde entonces aparece simbolizada por el árbol del olivo.

Es sorprendente en esta historia; la imaginación utilizada para explicar por qué los afortunados hombres terrenales, podían vivir gracias al cultivo del olivo y los beneficios que les proporcionaba. Sin embargo, lo que más llama la atención es que el hombre antiguo; dentro su desconocimiento de la naturaleza, consideró tan sumamente importante el beneficio otorgado por el olivo y el aceite de oliva; que elaboró esta historia para justificar y poder agradecer eternamente el haber recibido de los dioses, tan preciado bien.

Aunque en la edad antigua las propiedades medicinales y culinarias del aceite de oliva eran bien conocidas y estaban totalmente extendidas entre la población; durante algunos siglos han permanecido silenciadas, ocultas por su desconocimiento. Sin embargo, el gran tesoro otorgado por Atenea a los habitantes de la tierra, ha sido abierto nuevamente y sale a la luz despertando la curiosidad de las cocinas más civilizadas. Capaces de apreciar las propiedades que hicieron del olivo el regalo más preciado de los dioses y por lo tanto; el mejor regalo del mundo.
Te presentamos algunas propuestas interesantes para la próxima vez que te toque sorprender. Estas son sólo algunas opciones. Si tienes una propuesta más adecuada para ti, no dudes en consultarnos; estamos a tu disposición para lo que necesites. Puedes visitar nuestra web.

 

Publicado el Deja un comentario

Origen 900

Origen del olivar

El cultivo del olivar y la extracción de aceite de oliva de su fruto en la península Ibérica se remontan al siglo VI A.C.;  o al menos esa es la fecha de los documentos escritos más antiguos que se conocen en los que se habla del aceite de oliva.

En sus orígenes su uso no fue alimentario; más bien medicinal y cosmético debido a sus cualidades. Además, esta tierra nuestra, no lo vio nacer como cultivo desarrollado por la mano del hombre. Sin embargo, como en la mayoría de los productos de la tierra; hay territorio que reúnen circunstancias excepcionales para producir una calidad superior del aceite obtenido del fruto del olivar.

Para ello, lo primero es tratar el producto como lo que realmente es, un fruto; y por lo tanto el cuidado y esmero en su cultivo, recolección, transporte y posterior procesado hasta conseguir su zumo oleoso puro, aceite de oliva virgen extra; debe ser escrupuloso y extremadamente exigente. Este hecho justifica su elevado valor como alimento saludable y absolutamente necesario para obtener una dieta equilibrada y mantener nuestro organismo joven.

Variedad

La variedad de tipos de olivar, picual, hojiblanco, arbequina, etc…, va a condicionar el sabor y los aromas del aceite de oliva. Cualquiera de ellas tiene cualidades ampliamente valoradas por el comensal. Dependerá de su gusto y apreciación por el aceite de oliva para elegir el consumo de uno u otro. Pero por muy exigente que se sea en su proceso de elaboración y cultivo;  hay circunstancias excepcionales de los terrenos donde se cultiva el olivo que añaden a la aceituna un punto más de calidad; y por lo tanto de sabor e intensidad.

Condiciones

Las condiciones climatológicas, orográficas e hidrológicas óptimas para el cultivo del olivo se dan a una altitud aproximada de 900 metros sobre el nivel del mar; justo aquí, en nuestras tierras, los alrededores de Alcalá la Real. Este es el origen de nuestro nombre y es lo que hace nuestro aceite único y diferente.

A partir de los frutos recogidos en esta zona que han recibido la cantidad adecuada de sol, agua y temperatura en cada época del año se obtiene un aceite de oliva virgen extra con cualidades excepcionales desde el punto de vista alimentario. Por su gran contenido en antioxidantes, antiinflamatorios, efecto saciante y favorecedor de la absorción de nutrientes; y desde el punto de vista cosmético , por el aporte adicional de elasticidad cutánea e hidratación que se ocupan de mantener jóvenes los tejidos corporales. Pero adicionalmente al sabor y al aroma, su permanencia en el tiempo conservando todas estas propiedades;  invitan al consumo regular de ACEITE 900 TOP, producto estrella de la marca ORIGEN NOVECIENTOS S.L.

Es interesante saber

Este hecho es corroborado por los premios internacionales que desde 2013 ha recibido en varios países del mundo y que más adelante se detallarán. Adicionalmente, el paisaje que provoca este cultivo es irrepetible. No hay otro espacio natural en el mundo donde se pueda observar un campo infinito de olivos perfectamente ordenados. La vista se pierde sobre las redondeadas montañas, cada vez más lejanas, unas tras otras; pero el paisaje continua, la vista se pierde pero el olivar sigue tras la última cima que alcanza nuestra vista. Merece una visita obligada.

A raíz de nuestra inquietud por elaborar aceite de oliva virgen extra en unas condiciones absolutamente privilegiadas e idóneas; fue surgiendo también el interés en la forma de hacer llegar al resto del mundo las cualidades de nuestro producto. Hacer llegar nuestro aceite a cualquier rincón del mundo; dará la posibilidad a cualquier comensal, esté donde esté, de probar uno de los alimentos más saludables para nuestro cuerpo y en su versión suprema en calidad y sabor.

Es sin duda un reto.  Pero tener la oportunidad de consumir ACEITE 900 TOP y no compartirlo con el resto del mundo; sería una posición cómoda y a la vez desconsiderada con el resto de los paladares que aprecian lo auténtico y genuino en el mundo culinario.

 

Publicado el Deja un comentario

Catar Aceite de Oliva Virgen Extra

Los grandes valores del aceite de oliva virgen extra han sido reconocidos a lo largo de la historia como ungüento; en las lámparas romanas o en ritos religiosos. Hoy en día, además de ser un pilar socioeconómico y medioambiental de la agricultura y del paisaje andaluz; es un alimento básico en la alimentación mediterránea.

La elaboración del aceite de oliva ha evolucionado en el tiempo; de tal manera que hoy se obtienen aceites de calidad excelente y de gran multiplicidad de propiedades diferentes de olor, sabor y de otros muchos parámetros que hacen difícil a los no expertos identificar cada aceite en un primer momento. Esta diversidad de aceites de oliva virgen extra es fruto de la riqueza de las diferentes variedades de aceituna; de suelos, de climatología y de procesos de producción, a lo largo de toda nuestra Andalucía.

El zumo oleoso obtenido de aceitunas sanas en el estado idóneo de madurez, las condiciones de manipulación del fruto desde la recogida hasta la posterior elaboración y almacenamiento y los factores agronómicos y bioclimáticos, determinan la calidad del aceite de oliva.

De la exigencia de los consumidores por conocer los aspectos necesarios para diferenciar la gama de olores y sabores del aceite de oliva; y más concretamente del aceite de oliva virgen extra; nace el concepto de catar, del latín “captare” y que significa precisamente “buscar”.

Las características organolépticas de un producto son el conjunto de cualidades o atributos del mismo que pueden ser detectados por los sentidos (vista, olfato, gusto, tacto) como el color, olor y sabor o flavor, fluidez. El análisis organoléptico podría parecer subjetivo porque cada cual percibe las impresiones sensoriales de distinta manera, sin embargo, el entrenamiento y el vocabulario utilizado para describir lo que percibimos sensorialmente, hacen homogéneos los criterios para clasificar, elogiar o criticar y conversar sobre el oro líquido del Mediterráneo.
Aunque el análisis sensorial requiere un exhaustivo entrenamiento por parte del catador que lleva mucho tiempo conseguir, nosotros vamos a explicar brevemente las pautas seguidas por los expertos para que dentro de nuestras limitaciones podamos distinguir la calidad de un aceite de oliva virgen extra.

¿Cómo Catar Aceite de Oliva Virgen Extra?

vinetas900-boca

Los sentidos que intervienen en la cata de aceite de oliva son la vista, el olfato, el gusto y el tacto. Curiosamente, los catadores profesionales no tienen en cuenta el color de los aceites de oliva vírgenes en el análisis sensorial con fines analíticos; porque no es determinante en su calidad. Dependiendo de la variedad o del grado de madurez de la aceituna; podemos encontrar aceites más dorados o bien más verdosos, su tonalidad va del amarillo verdoso al amarillo pajizo; pero ambos pueden ser de máxima calidad.

El olfato sirve para identificar el aroma de los aceites de oliva vírgenes. Reconoce y clasifica los productos volátiles de las moléculas difundidas en el aire. Por su parte, el velo del paladar y la lengua son los encargados, a través del tacto, de valorar la estructura y consistencia de los aceites de oliva vírgenes.

Para realizar una cata del aceite de oliva se utilizan vasos de color azul cubiertos con un vidrio transparente, y se siguen las fases:

  • Olfativa
  • Visual
  • Gustativa
  • Táctil
  • Equilibrio y Armonía

El catador tomará el vaso, manteniéndola cubierta con un vidrio; separando el vidrio del vaso, procederá a oler la muestra, haciendo inspiraciones suaves, lentas y profundas; hasta percibir los atributos positivos o negativos que tiene esa muestra y en qué intensidad. Este período no debe sobrepasar los 30 segundos. A continuación se procederá a realizar la prueba del sabor. Para ello se tomará un pequeño sorbo de aceite. Es importante distribuir el aceite por toda la boca. La percepción de los cuatro sabores fundamentales -dulce, salado, ácido y amargo-; así como de los sabores propios del producto; se hace con distinta intensidad según las zonas de la lengua y el paladar.

Para degustarlo correctamente

El aceite se tiene que extender en cantidad suficiente y muy lentamente por la parte posterior de la lengua hacia los pilares del paladar y la garganta; concentrando la atención en los estímulos amargo y picante. En algunos aceites, ambos estímulos pueden pasar desapercibidos o el amargor quedar oculto por el picante. El hacer aspiraciones cortas y sucesivas, introduciendo aire por la boca; ayuda a extender el aceite por la cavidad bucal y a percibir por vía retronasal los componentes volátiles aromáticos. La sensación táctil hay que tenerla en cuenta; así como la fluidez, pastosidad y picor o escozor, cuando se detecten; y anotar su intensidad.

Entre una valoración y otra hay que dejar pasar un tiempo (mínimo 15 minutos) y eliminar los restos de la anterior. Se recomienda masticar un trozo de manzana y tirarla en un escupidor. A continuación enjuagaremos la boca con agua a temperatura ambiente.

Atributos percibidos al Catar Aceite de Oliva Virgen Extra

Ahora vamos a analizar que atributos son percibidos en la cata de cualquier aceite de oliva, por cada uno de los sentidos, tanto los positivos como los negativos. Es muy importante tener en cuenta que un aceite de oliva virgen extra tiene que cumplir unos estrictos parámetros de calidad no permisivos con los atributos negativos.

         Comenzamos

  • Con el análisis Visual calificamos es aspecto del aceite de oliva. Como atributos positivos o buenos se consideran aspectos como: limpio de filtrado, limpio de decantación, velado y velado opalescente. Son aspectos negativos atributos turbio, sucio u oscuro. El color no es un elemento determinante para la cata, por eso se utilizan normalmente copas de color azul que no dejan captar la tonalidad del aceite de oliva.
  • El análisis Olfativo nos trasladará las  sensaciones aromáticas. Estas se  valoran según su intensidad y se clasifican dos categorías, atributos agradables- positivos: como  frutado de aceituna madura, frutado de aceituna verde, manzana, hierba verde, higuera y hoja verde; y desagradables – negativos como  agrio o avinagrado, alpechín,  avinado,  rancio, borras, podrido, atrojado, moho, humedad, capacho y metálico.

           Seguimos

  • Seguimos con el análisis Gustativo aportado por el gusto y paladar. Valoramos las sensaciones en boca según la intensidad, el sabor y la calidad del mismo. Se considera u atributo bueno y deseado el sabor afrutado, limpio, fresco, frutas, amargo, en su justa medida, que sea agradable, sano, dulce, almendrado, apiñonado y vegetal; y consideramos defectuosos atributos cuyo sabor es amargo intenso, picante intenso, hojas secas, avinado, agrio/vinagre, ácido, capacho, cuerdas, recalentado, aceitunas heladas, mohos o humedad, metálico, madera/leña, borras, gusano, podrido y rancio.
  • Para el análisis Táctil utilizamos el paladar y la boca. La consistencia física del aceite de oliva se valora y considera con las siguientes definiciones: pastosa, suave, fluida y acuosa.
    Se consideran defectuosos los aceites que presentan una consistencia o una sensación táctil atípica con sus características habituales y/o procedencia.
  • Finalmente se juzga la armonía global de un aceite teniendo en cuenta todas sus características y se procede a calcular una nota media. El juicio o definición va en función del equilibrio existente entre los aromas y sabores, calificándose como:
    • Aceite Afrutado: que presenta las características más próximas a la clase/tipo de aceituna de la que proceden.
    •  Los Aceites Equilibrados/Armónicos: los que presentan mayor equilibrio entre aromas y sabores.
    • Aceites Desequilibrados/Descompensados: se califican así aquellos aceites en los que sobresale de forma significativa algún aroma, sabor o defecto.