Publicado el Deja un comentario

Mejorar el rendimiento deportivo con un super alimento: El Aceite de Oliva Virgen Extra

Aceite de Oliva Virgen Extra para mejorar el rendimiento deportivo

Muchas personas que practican deporte aún dudan si incorporar o no el aceite de oliva en sus dietas por miedo a engordar o simplemente no lo incorporan porque desconocen sus beneficios. Sin embargo, si analizamos detenidamente algunos de sus componentes, nos sorprenderán los numerosos beneficios nutricionales que estos ofrecen.

SUPER ALIMENTO 

Los super alimentos son de todos los alimentos del mundo, los que mayor contenido nutricional aportan. Destacan en general por su concentración de micronutrientes  y otros elementos como vitaminas, minerales, , aminoácidos, ácidos grasos esenciales, antioxidantes, etc.

El Aceite de Oliva Virgen Extra es uno de ellos, y en él cabe destacar:

  1. Acido oleico. Grasa insaturada que reduce de manera drástica los niveles de colesterol en la sangre.
  2. Antioxidantes. Poseen propiedades antioxidantes y además reducen las posibilidades de contraer enfermedades cardiovasculares y diversos tipos de cáncer.
  3. Vitamina E. Previene el daño oxidativo y las enfermedades cardivasculares

Se trata por tanto de una grasa saludable y una de las mejores opciones ante la cantidad de ultraprocesados nocivos para la salud que existen actualmente. 

BENEFICIOS DEL ACEITE DE OLIVA PARA LOS DEPORTISTAS

Los beneficios el aceite de oliva en numerosas dietas, lo hacen ser un complemento perfecto para la práctica deportiva. Podemos extraer numerosos beneficios a través de algunos componentes:

Antioxidante

Destaca por su gran número de polifenoles, entre los que se encuentran el hidroxitirosol. Según un estudio publicado en el Journal of Nutritional Biochemistry, este compuesto en especial:

  • Frena el estrés oxidativo y la acción perjudicial de los radicales libres que genera cualquier actividad física.
  • Previene el aumento de grasa.
  • Incrementaba tu energía. Al ayudar a la creación de mitocondrias, donde se genera la energía de las células.

Antiinflamatorio

  • Actúa contra las inflamaciones y dolores que pueden producirse durante la práctica deportiva.

Protege los huesos

  • El aceite de oliva ayuda a proteger los huesos, lo cual favorece a los deportistas.

Favorece la absorción de nutrientes.

  • Mejora la absorción de nutrientes al regularizar el tránsito de los alimentos en el sistema disgestivo.

Aporte de vitaminas

  • El aceite de oliva aporta al organismo las vitaminas A, D, E y K; lo que supone al deportista un mayor aporte de energía para su organismo. Además mejoran la musculatura, los huesos y la prevención de enfermedades.

Contribuye a mantener el sistema circulatorio y el corazón en buen estado

  • Garantizando la práctica segura de cualquier actividad aeróbica: correr, montar en bici, nadar, levantamiento de pesas, etc.

Recuperación muscular

  • Puede favorecer la recuperación muscular contribuyendo al crecimiento de la musculatura, ya que contribuye a la síntesis de hormonas como la testosterona.

Ayuda a adelgazar.

Gracias al:

  • Efecto saciante que reduce nuestro apetito.
  • A que nos ayuda a quemar grasas.

Reduce la acidez gástrica.

  • Favoreciendo el confort y una buena digestión a la hora de practicar deporte.

Los beneficios para culturistas o deportistas son enormes. Pero  siempre que puedas toma el aceite de oliva crudo, sin calentar. Además elige un buen Aceite de Oliva Virgen Extra de calidad, que conserve todas sus propiedades intactas. En Novecientos ofrecemos una gama AOVEs de montaña que destacan por contener un mayor número de antioxidantes, que además puedes consumir en distintas formas, sabores y aromas.

Sin embargo, recuerda que ningún alimento es mágico y que la clave está en una dieta saludable y equilibrada.

Publicado el Deja un comentario

CONSEJOS PARA FREIR CON ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

CONSEJOS PARA FREIR CON ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

Aprende a cocinar con aceite de oliva

Aunque estamos acostumbrados a utilizar el aceite de oliva virgen extra en la cocina tradicional; sus utilidades has sido históricamente  medicinales, cosméticas e incluso higiénicas. Son de sobra conocidos sus usos como aderezo de platos, especialmente ensaladas, para la realización de salsas que enriquecen el sabor en cada bocado, para saltear alimentos, para potenciar el sabor de un asado y para freír. Este último uso es más frecuente en los países mediterráneos en los que el aceite de oliva virgen extra, ha formado parte de la mesa tradicionalmente. Es en este uso donde vamos a poner el foco hoy. Para que el comensal utilice este método de preparación de alimentos de forma saludable. Desterrando mitos infundados si el uso que se hace de alimentos y temperatura son correctos.

Pero

¿en qué consiste en proceso de freír?

Se trata de  introducir un alimento en un recipiente, normalmente una sartén,  con aceite a una temperatura por encima de 130 ºC;  el tiempo suficiente para que el alimento esté cocinado. Con este proceso obtenemos una delicia  de aspecto dorado y a la vez de textura crujiente y si hemos elegido un buen aceite, de sabor agradable.

En la elección de la grasa utilizada para freír está la clave del éxito. Aunque normalmente los fritos se asocian a aceites vegetales; poco a poco, la cada vez mayor preocupación por una dieta sana, equilibrada y de calidad, está dejando paso a la utilización del AOVE como alimento crudo y para cocina en caliente. Como consecuencia de este cambio de hábitos; descubrimos que freír con aceite de oliva virgen extra, traslada a nuestros platos el intenso aroma y gusto que lo caracteriza y diferencia del resto de aceites vegetales.

Con la fritura en aceite de oliva virgen extra, el alimento es sometido a temperaturas de 160 a 200 ºC. Sin embargo,  conserva todos sus atributos dietéticos y nutritivos. La razón de esta propiedad que lo diferencia del resto de grasas vegetales, es su especial composición. El AOVE tiene ácido oleico y antioxidantes como la vitamina E, que no sólo lo convierten en el aceite más saludable, sino en el que conserva mejor sus propiedades  de los alimentos que se cocinan en él.

Recomendamos

Pero lo que es más, al freír los alimentos en aceite de oliva virgen extra a altas temperaturas, éste forma una película alrededor del alimento que impide que el aceite penetre en el mismo.  Lo que a nosotros nos parece una sabrosa y  crujiente cobertura. Es además una protección saludable de los atributos del alimento.

Te recomendamos el uso de nuestro aceite de oliva virgen extra SILENTIS para freír tus viandas. No sólo se beneficia tu salud y tu paladar, sino también tu bolsillo. Una de las propiedades del AOVE es que “se crece” en caliente, aumenta su volumen y notarás que sale rentable usar un buen aceite para freír; porque la cantidad necesaria es menor y se consiguen mejores resultados.

Ya conocemos las propiedades en caliente del oro líquido  pero para poder aprovecharnos al máximo de ellas, tenemos que seguir algunos consejos más. Elige un recipiente hondo en el que el alimento quede totalmente cubierto por el aceite y cuyo diámetro se adapte a la cantidad  que vas a preparar. Si utilizas freidora puedes aprovecharte del termostato para mantener la temperatura ideal durante toda la cocción.

Una vez cocinados los alimentos, déjalos reposar sobre algún tipo de papel de cocina absorbente con el fin de que se desprenda del aceite sobrante.

Recuerda

El exceso de agua es nuestro enemigo a la hora de freír para evitar salpicaduras.
De ahí la conveniencia de usar harina o pan rallado para rebozar antes de sumergir los alimentos en aceite de oliva virgen extra caliente.

Adecúa la temperatura de fritura a cada alimento.  Puedes freír verduras a patatas a temperaturas de 130 a 145 ºC para que queden perfectas. Por otro lado, cuando necesites que los alimentos se cocinen adecuadamente por dentro y queden crujientes por fuera, utiliza temperaturas de 155 a 170ºC. Sin embargo,  otros alimentos no necesitan estar mucho tiempo sumergidos en aceite para cocinarse porque lo hacen rápidamente. Es el caso de huevos y pescados por ejemplo. Para ellos sube la temperatura de 175 a 190ºC  y estarán listos en pocos segundos. Ten en cuenta que el aceite de oliva es capaz de aguantar altas temperaturas mejor que cualquier otro aceite vegetal.

Recuerda que un alimento bien frito, no debe perjudicar la correcta digestión.  Ahora disfruta de la buena mesa.

Publicado el Deja un comentario

OLIVICULTURA MUNDIAL

 

AOVE

Si sumamos toda la superficie dedicada al cultivo del olivar, que actualmente existe en el planeta, nos encontramos con un total de 11.300.000 hectáreas. Esto supone un 1% de la superficie cultivable aproximadamente. Del total del cultivo dedicado al olivar, el 10% está dedicado a la aceituna de mesa. El resto se utiliza en exclusividad, al cultivo de la aceituna con el objetivo de obtener aceite de oliva. Esta extensión olivarera se expande cada año a un ritmo de entre el 0,7% y el 2,5%; lo que supone un incremento anual de entre 85 a 300.000 hectáreas.

Su historia

Cuenta la leyenda que cuando Adán tenía casi 1.000 años y presentía que pronto iba a morir, se acordó que el Señor le había prometido el perdón. A Adán le fueron entregadas tres semillas que germinaron en su boca después de su muerte. De esas semillas nacieron tres árboles, el olivo, el cedro y el ciprés.

Aunque el origen del olivo nunca ha estado especialmente claro, hay infinidad de mitos y leyendas que lo relacionan con el hombre antiguo y que además lo consideran un regalo extremadamente valioso para el hombre. Los restos más antiguos que se conocen de un acebuche fueron hallados en Israel, en el desierto de Néguev; datando su posible antigüedad en 43.000 años, es decir, del periodo Neolítico. Sin embargo, hoy en día es el cultivo más extendido mundialmente.

Es interesante

Como consecuencia de la época del año en que madura la aceituna, resulta un alimento bastante fácil de conseguir. Su inconveniente radica en su amargor, lo que hace que su sabor no sea agradable. Ante esta situación, los originarios cultivadores del olivo, braseaban la aceituna sobre ascuas. Esta práctica hacía que la piel se rompiera y fue así como casualmente se elaboró el primer aceite de oliva virgen extra. El avivado del fuego dio lugar a su descubrimiento entre los años 10.000 y 7.000 antes de Cristo.

En 47 países, pasando por los cinco continentes, por los dos hemisferios, norte y sur, y por diferentes orografías y climatologías, se produce, a día de hoy, aceite de oliva. Cada uno de ellos con sus peculiares características y sabor, dependiendo de las condiciones en las que se desarrolla. Cómo es el caso de nuestro aceite de oliva virgen extra 900 TOP que lleva impreso en su aroma la orografía y climatología de la zona. Esto significa que probablemente en los 365 días que tiene un año, se obtenga aceite de oliva virgen extra en alguna parte del mundo.

La producción de aceite de oliva es consumida en 169 países, especialmente en los productores, ya que, su demanda experimenta el fenómeno de la familiaridad, lo que supone que el 80% del consumo se realiza en los países de origen. El primer paso para la expansión del cultivo del olivar, es el consumo, con posterioridad, aparece el fenómeno de la producción en zonas donde nunca antes se había cultivado. Esto implica un incremento gradualmente exponencial del consumo de aceite de oliva.

Sabias que…

Del total de las grasas animales y vegetales que son consumidas en el mundo; tan sólo un 1,6% es aceite de oliva. Aunque la cifra parece pequeña en comparación con el consumo de grasas totales; lo relevante es que cada 10 segundos se consume una tonelada de nuestro oro líquido en el mundo. Nos queda camino aún para conseguir que el consumo de aceite de oliva sea habitual en más países del mundo.  Pero acabamos de empezar a lanzar al mundo el mensaje de las propiedades altamente beneficiosas que nos proporciona la inclusión en nuestra dieta, del aceite de oliva en sustitución de otras grasas.
La forma en la que están repartidos los recursos productivos, los modos de cultivo, la orografía y climatología e incluso las arraigadas tradiciones de cultivo; hacen que básicamente podamos distinguir entre tres modelos de cultivo.

Caracteristicas

En primer lugar el 72% del olivar es de carácter tradicional y está localizado en las zonas de arraigo productivo. Donde el tamaño de las fincas, la forma tradicional de recolección y el alto componente artesanal, hace difícil el desarrollo de la producción en términos de competitividad.

En segundo lugar, tanto en países de tradición olivarera como en países recién incorporados a la olivicultura, nos encontramos con explotaciones intensificadas. Cuyas extensiones de cultivo son mucho mayores y han adaptado la planta a la mecanización; por lo tanto, los olivos son de un pie.

Esta producción supone aproximadamente el 26% de la producción mundial. Y nos queda un 2% de producción dedicada al cultivo del olivar de forma totalmente intensiva y mecanizada y además en grandes extensiones. Normalmente se trata de nuevos productores que tratan de beneficiarse del factor escala.
Todas estas características del sector, además de la concentración en determinadas zonas de la oferta y la demanda, hacen que la olivicultura esté en plena transformación. De forma lenta pero a la vez constante, países como Argentina o China van tomando protagonismo en sector, tanto como motores de aumento de consumos, como por ser pioneros en sus zonas, en el cultivo del olivo.

En definitiva

La transformación requerida viene condicionada por la escasa productividad del olivar tradicional. Se hacen necesarias diversas estrategias para conseguir competir con mayores cantidades de producción, mecanizadas y centradas en la calidad. Básicamente, una de las estrategias más efectivas, es la divulgación de las propiedades saludables del aceite de oliva; con el objetivo de que el consumo aumente y se expanda a zonas no tradicionales. La investigación y la innovación en este sentido tienen un papel primordial; y se convierten en fundamentales para el desarrollo del sector. Aun así, otra estrategia posible es el posicionamiento en calidad, cada vez más exigida por los expertos consumidores; que se convierte en otro camino a desarrollar por un sector en constante crecimiento y continua innovación.

Publicado el Deja un comentario

LO IMPRESCINCIBLE SOBRE EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

Consumir aceite de oliva

Aunque cada vez son más conocidas y por consiguiente reconocidas, las propiedades del aceite de oliva y sus diferentes calidades; no está de más recordarlas de vez en cuando para tener más claro cuáles son sus posibles usos culinarios.

Vamos a hacer un breve recordatorio de cuáles son las diferentes variedades de aceites de oliva que podemos encontrar en el supermercado; y como diferenciar lo que estamos adquiriendo.

Empecemos

El aceite de oliva virgen extra también llamado recientemente AOVE, es el aceite de categoría superior. Se obtiene de las mejores aceitunas; recolectadas, transportadas y elaboradas de forma que no se pierdan ninguna de las propiedades extraordinarias de este fruto y conserven todos los aromas inconfundibles del mejor aceite de oliva virgen extra. Su principal característica es de carácter sensorial,  su aroma y sabor sin defecto alguno.

El aceite de oliva virgen o AOV es igualmente un zumo obtenido de la aceituna. Pero que a diferencia del caso anterior, ha sido tratado con menos mino, no ha sido recolectado en su momento óptimo de maduración o la fruta estaba más deteriorada. Estas condiciones de recolección hacen que su sabor y aroma presenten leves defectos sensoriales u organolépticos que lo catalogan como aceite de oliva virgen.

otra variedad

Por último, en las estanterías del mercado también podemos encontrar aceite de oliva. En este caso el aceite es obtenido de aceites de oliva cuya calidad no da la talla para ser considerados aceites de oliva vírgenes. Sin embargo, son grasas  que tras ser sometidas a un tratamiento de refinación, y mezclados en cierta proporción con aceite de oliva virgen; pueden ser utilizados para determinados usos culinarios.

Hasta aquí los distintos tipos de aceite de oliva. Pero probablemente es hecho de saber cuáles son las calidades de un aceite no es suficiente para elegir; lo que llevarnos definitivamente a casa y sobre todo, para que alimentos utilizarlo.

A continuación vamos a detallar unas recomendaciones en función de la calidad del aceite, pero ni que decir tiene que nuestras propias preferencias, costumbres culinarias e imaginación a la hora de cocinar. Son los factores más decisivos para seleccionar que aceite de oliva consumir.

Una de ellas es

Aceite de oliva virgen extra (AOVE): La forma más adecuada de tomarlo es crudo. Es además la mejor forma de disfrutar de su intenso aroma y sabor. Es ideal como aderezo de ensaladas en general. Elige tus hortalizas favoritas y riégalas con un generoso chorreón de AOVE, salud y sabor unidos. Como aderezo de pescados y carnes resulta un potenciador de sabor imprescindible. Se recomienda utilizar para platos que se elaboren a bajas temperaturas.

Aceite de oliva virgen (AOV): Es el aceite ideal para utilizar en frituras. También es recomendable para realizar salsas o para condimentar pastas. Aunque en estos casos muchas personas preferirían el aceite de oliva  de más calidad como es extra; un aromático aceite de oliva virgen puede ser un sustituto más económico y que nos aporta un nivel de calidad muy satisfactorio. Es  un acompañante ideal de carnes y pescados blancos o azules.

otra recomendación

Aceite de oliva: Deberíamos utilizarlo como sustituto de cualquier otra grasa. Este aceite es ideal cuando nuestra intención no es aportar al plato el intenso sabor y aroma del aceite de oliva virgen extra, sino que hay otros ingredientes protagonistas que simplemente necesitan de una grasa para ligar. Es ideal para hacer mahonesas y para repostería.

Para terminar, vamos a recordar que es lo que consigue tu cuerpo con el consumo de aceite de oliva virgen extra. Hay numerosos estudios científicos como el PREDIMED, que han demostrado las propiedades saludables del aceite de oliva.

Beneficios

El excelente valor del aceite de oliva viene determinado por sus componentes. El más importante es el ácido oleico. Se trata de un ácido graso monoinsaturado de gran proporción en el aceite de oliva y que juega un papel primordial en el metabolismo; ya que, su consumo impide que se formen depósitos grasos en las arterias y es un aliado eficaz para controlar los niveles adecuados de colesterol.

El consumo habitual de AOVE nos ayuda a asimilar otros componentes necesarios para el correcto desarrollo de nuestro cuerpo como son las sales minerales y las vitaminas A, D, E y K. La correcta asimilación de nutrientes y el consumo de los polifenoles del aceite de oliva son un ideal antioxidante natural; que además contribuye a mantener un corazón fuerte.

otro beneficio

Según estos estudios el consumo regular de aceite de oliva previene la aparición de algunos tipos de cáncer, facilita una buena digestión y contribuye a una adecuada absorción del calcio necesario para que nuestros huesos se mantengan fuertes y sanos.

Alimentar a nuestros hijos desde pequeños con aceite de oliva virgen extra, les va  a yudar a crecer de forma saludable y además contribuye  a que se acostumbren a llevar una dieta saludable que les ayude a crecer con vitalidad.

Disfruta del sabor que proporciona a los alimento un buen AOVE y disfruta también de sus valores saludables.