8 AROMAS QUE DESCUBRIR EN EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

8 AROMAS QUE  DESCUBRIR EN EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

Aderezar un plato con un buen   AOVE 900 TOP puede despertar aromas insospechados en tus sentidos.  Probablemente la elección de consumir aceite de oliva virgen extra este motivada por las magníficas bondades que generan a nuestra salud. Sus propiedades saludables han hecho de nuestro oro líquido la base de la prestigiosa dieta mediterránea. Ni que decir tiene que es argumento suficiente para justificar una sabia elección. Pero hoy vamos a poner nuestra atención en las sensaciones organolépticas que el AOVE provoca en nuestro olfato y paladar.

El aceite de oliva virgen extra se obtiene de aceituna completamente sana  y se procesa por mecanismos físicos. Si además de sana, el fruto ha sido recolectado en su punto óptimo de maduración y se ha tratado correctamente durante el proceso de elaboración; lo que obtenemos es un zumo de aceituna inmaculado. Este aceite es portador de todos los atributos provechosos para la salud, pero a su misma vez, también es portador de los aromas y esencias del fruto del que procede y que le dan un sabor incomparable.

Es interesante saber

Vamos a descubrir los principales aromas que nos puede evocar un AOVE 900 y que denotan sus valores de frutado. Aunque la intensidad de estos aromas es uno de los signos más significativos de la calidad, la variedad de esencias diferentes que podemos descubrir en el aceite de oliva virgen extra, también nos va a indicar el grado de complejidad de este. Por lo tanto, cuantos más aromas distintos seamos capaces de reconocer, más complejo es el oro líquido vamos a tomar. A estos aromas hay que unirles el grado óptimo de amargor y picor; para hacerlo además de complejo, armónico y equilibrado.

Nuestros aceites de oliva  900 TOP y SILENTIS está elaborado teniendo en cuenta todas estas premisas. Es por esto su alta calidad que lo convierte en una elección acertada siempre. 900 TOP mantiene una intensidad de  frutado verde  alta. Es complejo porque evoca a hierba fresca y tomate principalmente pero se perciben aromas de manzana y  plátano entre otros.

Vamos a detallar solamente las principales esencias que podemos distinguir en los AOVES pero hay muchas más. La variedad de fruto, las condiciones climáticas, la fecha de recolección, el modo de elaboración, son sólo algunos de los múltiples factores que inciden en la percepción de olores y sabores en un aceite de oliva.

1.- Tomate

Uno de los aromas más característicos de la variedades de aceituna que se producen por nuestra tierra. La aceituna picual transmite este aroma a su aceite, aunque a veces podemos encontrarlo en su variante de tomatera, evocando a la planta, más que al fruto en sí. Cualquiera de los dos es un frutado verde inconfundible en 900 TOP.

2.- Hierba fresca

Recién cortada, cuando más aroma desprende, recordando los olores del campo y del árbol del que procede. Al oler un AOVE intenso puede venirnos a la mente, no sólo esta hierba sino, la hoja del olivo que transfiere a su aceite el sabor clorofilado de las esencias que lleva en su interior.

3.- Manzana

Bien en su punto óptimo de maduración o bien madura. Eso dependerá de la variedad de aceituna y de su momento de recolección. Ambos aromas maduro y verde son fácilmente reconocibles y además muy apreciados en el AOVE porque aportan un olor y sabor extremadamente agradable y dulce.

4.- Plátano

Al igual que con la manzana, podemos percibir el fruto maduro o verde pero en ambos casos se trata de un atributo positivo en un aceite de oliva virgen extra de calidad. El plátano es una fruta con un aroma muy intenso, esto hace que nuestro olfato este muy familiarizado con él y se capta rápidamente entre los demás aromas del aceite de oliva.

5.- Frutos secos

Especialmente la almendra en sus dos etapas de maduración: la alloza, cuando la almendra aún está verde y se mantiene tierna; y la almendra que normalmente consumimos ya seca y portadora de sabores y texturas propias. No obstante, la percepción de aroma de avellana, piñón o nuez son muy comunes en los vírgenes. Busca bien, porque en cada uno de ellos puedes encontrar un fruto sorprendente.

6.- Alcachofa

En aceites de frutado verde es muy característica la evocación al aroma de la alcachofa. No en todos los aceites es reconocible, pero es bastante representativa de algunas variedades de aceituna. Posiblemente merezca la pena dedicar un artículo a las variedades de fruto del olivo y sus peculiares aromas.

7.- Plantas aromáticas

En esta categoría vamos a englobar un amplio abanico de plantas que usualmente utilizamos para aderezar nuestros platos y son fácilmente reconocibles en los AOVES con una simple olfacción. Entre las más frecuentes la hierbabuena, albahaca, manzanilla, hinojo, romero o tomillo. Parece que la aceituna se impregna de los olores de la tierra en la que crece y los plasma en su aceite para nuestro deleite.

8.- Higuera

Normalmente cuando el aceite evoca a higuera, suele ser al árbol más que al fruto. Esta planta tiene un característico olor que puede ser difícil de reconocer pues, normalmente nuestro olfato no está acostumbrado a oler la hoja de higuera. Puede que a partir de ahora se despierte la curiosidad por aprovechar nuestro sentido de olfato, como un mecanismo nuevo de sentir experiencias. Os animamos a ello porque los olores nos traen a la memoria momentos.

Nos hemos dejado muchos aromas atrás cómo los frutos del bosque, el aguacate, los cítricos, la fresa, etc. Sin embargo, para los no expertos, creo que con los 8 anteriores es suficiente para iniciarse en sensaciones producidas por el olfato y el gusto. Puedes probar a descubrir cuantos encuentras en cada AOVE y cuáles son tus preferidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *