Los encurtidos son productos vegetales hortícolas.  Puedes elegir entre pepinillo, aceitunas, alcaparrones, cebolleta, guindilla o  pimiento, aderezados con sal. Estos son los ingrediente principales acompañados de diversas especias que tienen  como elemento común el vinagre. Este proceso de conservación permite preservar por más tiempo los alimentos y adicionalmente les aporta un sabor que los hace más apetitosos que su consumo en crudo.

De esta forma conseguimos un perfecto aperitivo para cualquier momento del día o un sabroso acompañante para otros platos en guarnición o ensalada. Una explosión de sabor con gran cantidad de vitamina E, necesaria para la dieta diaria.
Al consumir encurtidos habitualmente mejoramos la nutrición, el equilibrio de la mucosa y la flora intestinal. Tienen una acción desintoxicante, favorecen la digestión, ayudan a evitar gases, preparan la vesícula biliar para la digestión de grasas. Además, refuerzan la inmunidad y tienen un aporte elevado de vitamina C, ácido fólico, ácido láctico y enzimas digestivas. La aceituna protege tu salud, consúmela en todas sus formas y variedades, un aperitivo natural.

Consumo diario

Consumir encurtidos activa el metabolismo, estimula el apetito, ayuda a combatir el estreñimiento y la diarrea, las flatulencias o la hinchazón abdominal. Además, neutraliza el deseo de tomar azúcar o alimentos dulces entre comidas.

Finalmente, su consumo asociados al refuerzo de la inmunidad, crea una barrera determinante en el control de los microorganismos patógenos. Estos son responsables de infecciones y trastornos gastrointestinales. Ante los evidentes beneficios orgánicos, se aconseja su consumo, entre los niños y ancianos o cualquier persona que esté tomando antibióticos. Esto es debido que combaten todo tipo de bacterias, incluidas las bacterias beneficiosas del intestino.

En nuestra web puedes encontrar otras ideas de aperitivos para acompañar tus platos y disfrutar de su sabor mediterráneo.